jueves, 19 de diciembre de 2013

Los pronombres reflexivos

        
         Son las palabras que equivalen a un sintagma preposicional en el que aparece la persona que a su vez tiene la función de sujeto.

Por ejemplo en la oración Juan se peina, el pronombre reflexivo se equivale al       sintagma preposicional a Juan. La estructura profunda de esta oración es:

Juan peina a Juan.

Y el sintagma preposicional a Juan contiene la persona, tercera en este caso que desempeña la función de sujeto.

Los pronombres reflexivos desempeñan siempre la función de complemento directo o indirecto, pero jamás la de sujeto. Tiene las siguientes formas:

Singular    plural
Me            nos
Te             os
Se             se

Ejemplos:
Me afeito.
Ella se lava la ropa.
Te duchas todos los días (C.D.)
Usted se limpia los zapatos (C.I.)


Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Buscar este blog