martes, 15 de octubre de 2013

Funciones del sintagma nominal (primera parte)

El sintagma nominal puede funcionar como tal y, además, formando parte de un sintagma preposicional.
Como sintagma propiamente dicho, puede desempeñar las siguientes funciones:

1)      Sujeto: Carlos corre.
2)      Atributo: Este árbol es un roble.
3)      Vocativo: Susana, ven.
4)      Complemento directo: Compré verduras.

Como parte de un sintagma preposicional, puede ser:

5)      Complemento directo: (cuando es de persona va introducido por la preposición a): vi a tus hermanas.
6)      Complemento indirecto: Compró un coche a su hijo.
7)      Complemento de un nombre: He escuchado música de piano.
8)      Complemento de un adjetivo: Está loca de alegría.
9)      Complemento de un verbo: Paseamos con la abuela.


Como sujeto:

En la estructura profunda antecede siempre al predicado y con éste forma los constituyentes inmediatos de la oración.
En la estructura superficial, por una transformación de orden puede ir detrás del predicado: Ya salió la luna.

El nombre nunca lleva preposición cuando desempeña la función de sujeto, excepto cuando aparecen varios sujetos, que pueden ir precedidos de la preposición entre:

Entre Manuel y Ricardo trajeron los regalos

Entre todos los familiares pagaron la deuda.

Hasta Juan sabía la solución del problema.

La concordancia entre el sujeto y el predicado es rigurosa. El nombre y el verbo concuerdan en número y en persona.
Cuando hay varios sujetos, el verbo debe ir en plural. Cuando hay varias personas se siguen las siguientes reglas:

1)      Si existe la 1ª , el verbo va en 1ª del plural: Carmen, Manuel, y yo vendremos temprano.
2)      Si la 1ª no existe, pero existe la segunda, el verbo se usa en la 2ª del plural: Julián, Esteban y tú tenéis ahora mucho trabajo. ( en español de América se utiliza la 3ª del plural).
3)      Si sólo existen sujetos correspondientes a la 3ª persona, el verbo se conjuga en la 3ª persona del plural: Cervantes, Góngora y Quevedo pertenecen al Siglo de Oro.



Como atributo

La función del atributo no es exclusiva del sintagma nominal.


                                         SN
SPred ---------- Cópula +  Sadj
                                          Sprep


El único verbo copulativo que puede acompañar a un nombre en el predicado nominal es el verbo ser: Juan es el padre.
Con los restantes atributos (SAdj. Y SPrep.) se pueden usar ser y estar:

Mercedes es alegre.
Roberto esta contento
Rodolfo es de México.


A veces, en máximas y refranes, la cópula se suprime:

Mal de muchos, (es) consuelo de pocos.
Mañana, (es) fiesta.


Otras veces, se suprime el sujeto y la cópula y sólo queda el atributo en la oración superficial:

(esta es una) Gran desagracia.

(Hoy es un) ¡Magnifico día!

Lo mismo ocurre cuando el atributo es adjetivo.

¡Que tonto! (eres tú)
(Esto que dices es) ¡Estupendo!



Como vocativo

El nombre se encuentra en vocativo en la oración cuando se utiliza para llamar o invocar a alguien. El vocativo tiene una entonación independiente, igual que las interjecciones, y va entre comas en la escritura. Esto señala que no tiene relaciones gramaticales con las demás palabras de la oración. El vocativo, como las interjecciones, puede ir al principio, en medio o al final de la oración.

Juan, ven pronto.
Te lo dije, María, no debes salir hoy.
No te preocupes, Julián.

El vocativo tiene, pues, una función extraoracional ( no es sujeto, no es atributo, no es complemento, etc.). Se puede entender como una oración reducida o como un fragmento oracional. Tiene una función autónoma, la de llamar la atención del locutor.



Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Buscar este blog