lunes, 27 de enero de 2014

Accidentes gramaticales del verbo

Los accidentes gramaticales son los cambios que sufre el verbo para expresar el tiempo( presente, pasado, futuro), la persona (primera, segunda, tercera), el número (singular, plural), el modo (indicativo, subjuntivo, imperativo).

De estos accidentes, los propios del verbo son el tiempo y el modo, ya que el número también existe en otras partes variables de la oración, tales como el adjetivo, el nombre y el pronombre; así como la persona es propia también de los pronombres personales.

Además de los accidentes gramaticales del verbo citados, existen otros dos: El aspecto y la voz


El aspecto verbal

al decir jugué y jugaré, se expresa una acción opuesta a la otra por el tiempo, pasado y futuro, respectivamente, en que están expresadas.
Pero si decimos jugué y jugaba, son dos acciones en las que no es tan fácil encontrar la oposición entre ellas, ya que las dos están en pasado.

Así, pues, aquí entra en juego el accidente verbal al que se ha llamado aspecto, que es el que permite matizar esa diferencia y en la que es fundamental la idea de duración.

Jugué indica una acción pasada que finalizó en un momento del pasado: jugué al tenis en el parque (pero dejé de jugar en algún momento)

Jugaba expresa una acción también pasada, pero sin tener en cuenta el momento final de la misma, es decir, la acción puede continuar en el pasado: jugaba al tenis en el parque (no implica el final de la acción).

Se llama aspecto verbal al accidente gramatical que se refiere al desarrollo interno de la acción del verbo.
Reacciones:

1 comentarios:

  1. These are nice plan, but however I like your articles, thanks for give sharing this to all together.
    Regards - Blot Tutorial Supporter

    ResponderEliminar

Buscar este blog