martes, 5 de noviembre de 2013

El artículo

Es un determinante que se antepone a un nombre conocido ya por el oyente.
Esa característica lo distingue de los demás determinantes, porque no lo podemos usar en cualquier situación, sino sólo cuando el objeto esta previamente determinado, es decir, cuando el hablante y el oyente saben perfectamente de que objeto se trata.

El artículo es, pues, un morfema que se antepone a un nombre ya determinado en la mente del hablante y del oyente.
Esta determinación anterior la realizan los otros determinantes.

Compré unos zapatos y unos calcetines. Los zapatos son negros. Los calcetines son marrones.

En este ejemplo, los oyentes ya saben de los zapatos y los calcetines porque acabamos de referirnos a ellos.

Otras veces el contexto o situación pueden actualizar sin necesidad de determinantes previos.

Te  veré en el bar.

Indudablemente se trata de un bar conocido.

Las catedrales españolas son maravillosas.

Se da por sabido que en España hay muchas catedrales.

Las formas del artículo son: El para el masculino; la para el femenino; los para el masculino plural; las para el femenino plural.

Algunos gramaticos tradicionales llaman a los artículos el,  la, los, las, artículos determinados e incluyen una segunda clase de artículos, los indeterminados o indefinidos, compuesta de un, una, unos, unas. Estas últimas cuatro formas no son consideradas artículos por la gramática moderna: Un, Una son determinantes numerales y los dos últimos ( unos y unas) determinantes indefinidos.

También la gramática tradicional incluía entre las formas del artículo la forma lo, artículo neutro, que tiene dos construcciones principales:

1.- Lo + adjetivo

Lo bueno, lo bello, lo fácil

Lo cortes no quita lo valiente.

2.- Reproduce una oración.
¿sabes que ha subido el precio del pan?
Si, ya lo sé (lo –que ha subido el precio del pan).

El artículo y el nombre concuerdan en género y número: el viento, la casa, los campos, las eras.

Sólo cuando el nombre es femenino singular y empieza por á- tónica, se le antepone el para evitar la cacofonía.

Cuando el artículo va seguido de varios nombres debe ir en plural y las reglas de los distintos casos que se pueden presentar son las mismas que hemos visto al estudiar el adjetivo.

Ejemplos:

Los sillones y cuadros son muy caros.
Las tazas y bandejas están en la cocina.
Los campos y playas están húmedos.

LAS FORMAS CONTRACTAS DE PREPOSICIÓN Y ARTÍCULO

Cuando en los sintagmas preposicionales se produce el encuentro de las preposiciones a y de con la forma del artículo el se contraen en un solo signo:

A + el = al             Voy al cine
De + el = del          Vengo del restaurante.

La ausencia del artículo

Como ocurre en los casos de los otros determinantes, a veces el artículo falta en la estructura superficial. Esto sucede cuando el nombre es propio, aunque existen muchos nombres propios geográficos que llevan siempre el artículo:

La Coruña, Los Pirineos, Los Andes, La Argentina, El Uruguay, El Escorial.

Otras veces el artículo aparece en algunas construcciones con nombres propios :

El buen Alberto se fue a la hermosa Maracaibo.

El caso más frecuente ocurre cuando un nombre propio se hace común, como cuando llamamos un Rembrandt a un cuadro pintado por este autor.

Regalo un Rembrandt al museo.
Vendio el Goya que tenía.




Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Buscar este blog