jueves, 10 de octubre de 2013

La nominalización

Se define el nombre como la palabra que constituye el núcleo del sintagma nominal. Recordemos la regla de escritura de este:

SN ¬¬¬¬ Det. + N


En algunos casos, no obstante, observamos que palabras que no son nombres ejercen como tales, desempeñando la función de núcleo del sintagma nominal. En estos casos ha ocurrido el fenómeno de la nominalización, es decir, que esa palabra se ha transformado en nombre. Así podemos comprobar en las siguientes oraciones que un adverbio (tarde), una conjunción (y) y una preposición (para) funcionan como núcleo del sintagma nominal.

Tarde es un adverbio de tiempo
Y es una conjunción 
Para indica dirección y finalidad 

En los pronombre, que funcionan dentro de la frase como nombres, y en los infinitivos, que son las formas de los verbos para comportarse como nombres, no existen nominalización, porque ambos (pronombres e infinitivos) son sintácticamente nombres.



Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Buscar este blog